jueves, 1 de noviembre de 2007

Dia de Muertos


Ya paso Halloween, y ahora estamos en las vísperas del día de muertos, esta si una fecha muy mexicana, por ahí leía una nota en donde España, les decían a los jóvenes que si querían vivir un Halloween de terror que fueran de noche a un cementerio, pero inmediatamente después describían el como los mexicanos acostumbramos a pasar la noche en un panteón sin el mas mínimo terror :). Y por supuesto así como puse algo de halloween en mi blog, por supuesto que no podía faltar algo sobre día de muertos, y vieran que estuve pensando (si pienso aunque no lo crean) que tema podía desarrollar sobre esta fecha, a mi mente me vino el explicar en que consiste este festejo, pero me dije de seguro eso lo verán por todos lados, diarios, televisión y ni se diga Internet, así que dije para que pongo algo así, y seguí pensando y recordando años atrás, varios años atrás y el como he pasado estas fechas, así que retrocedí en el tiempo, hasta llegar a mi niñez, y recordar en donde estuve la mayoría de los 2 de noviembre cuando era niña, y todos absolutamente todos los pasaba con mis abuelitos maternos, yo solía irme siempre mis días libres con ellos, fines de semana y vacaciones y puentes corría a su casa y ahí me la vivía, creo que por eso ahora estoy impuesta a la tranquilidad y soledad, ya que era una casa muy tranquila solo ellos dos y yo. Ese día ya sin calor y un poco mas fresco por ser otoño, me levantaba tarde, desayunaba y como mi abuelita, mi tía y mi mama tenían que ir a llevarle flores a un tío fallecido, pues nos dejaban a mis primos y a mi sola en casa y mi abuelito era el pobre niñero, nunca nos llevaban al panteón porque aunque ya no hacia mucho calor, el sol quema mucho, así que nos quedábamos a jugar, escondidas, cebollitas, con muñecas y mil cosas de esos tiempo; después llegaba en la mediodía, mi mama se iba a casa, mi tía igual y mis primos y yo nos quedábamos con mis abuelitos, y en lo que mi abue preparaba la comida nos ponía a ver la televisión, y año con año, veíamos la película mexicana de Drácula, con ese actor German Robles, confieso que en aquellos años me daba un miedo horroroso ver esa película, y después siempre seguí la del santo contra las momias de Guanajuato :s jajaja y de igual manera todos ahí pegados al televisor y muertos de miedo. A veces yo solía levantarme e ir a ver a mi abuelita preparar la comida, que no es por presumir, pero verla a ella cocinar era todo un gusto, además de que era excelente cocinera, casi siempre ese día hacia pipian, delicioso y no crean que lo compraba ya elaborado no no.. ella lo hacia totalmente, tenia todos los ingredientes tostaba las semillas en un comal , cocía el pollo en ollas de barro, y después molía todas las semillas ya doradas en un metate, y tenia licuadora pero jamás la uso, ella era feliz con su molcajete y su metate, tenia batidora y cuando necesitaba batir huevo para hacer chiles rellenos o tortas de algo lo hacia con un tenedor :s era para mi un gusto verla hacer todo eso, por cierto siempre que batía huevo y ya estaba esponjado, y a mi abuelito se le ocurría pasar por la cocina lo corría, le decía vete que siempre que vez el huevo se baja jajaja no se si sea cierto o no pero lo corría de su cocina. Así que una vez lista la comida con todo y frijolitos echaba las tortillitas, el agua fresca y todos a comer, la mesa se llenaba, con ellos dos, mi prima, y unos primitos gemelos y yo, después de comer a levantar la mesa lavar los platos y a seguir jugando, y después le tocaba el turno a mi abuelito de espantarnos uuuuuyyy.. tomaba una mecedora (poltrona como le llamamos en Sinaloa) y corríamos a sentarnos en el piso a su alrededor, como ellos nacieron en un pueblito ya se imaginaran la cantidad de historias de fantasmas y muertos que se sabia, así que nos disponíamos a escuchar; y empezaba , ahora recuerdo que año con años eran las mismas historias pero aun así nos daban el mismo miedo escucharlas, desde la bola de fuego que se aparecía en el patio de su casa, también la historia de cómo el nunca fue miedoso y se atrevía a andar por todo el monte a media noche y en una ocasión y señor lo quiso asustar vistiéndose de fantasma y el traía una resortera y le dio al pobre señor con ella. La historia de la mujer de blanco, el cerro embrujado, el soldado que se aparecía en la escuela del pueblo y muchas historias mas, ya siendo casi las 6 de la tarde y a punto de oscurecer llegaba mi mama con mis dos hermanos un par de años mas grandes que yo , y después mi otra tía con mis otros dos primos, así que aumentábamos los escuchas de todas esas historias; el solía hacer un monito con su pañuelo que aun se como se hace, y no se porque uno de mis hermanos y un primo le tenia mucho miedo, así que como parte de la fecha el siempre hacia ese monito y me lo daba, y acto seguido era corretear a los miedosos con el monito en mano, jajaja hasta lloraban del miedo … yo me sentía como la tusita la de una película de Pedro Infante y les decía.. voy voy … tan grandotes y tan miedosos. Y después de todo eso era terminar ese día de juegos e historias jugando a la lotería, por cierto esa lotería de mi niñez aun existe la tengo yo es muy bella, y de muy buena calidad hasta las fichas con las que venia existen aun, y creo que existen porque mi abuelita nunca nos las dio para jugar siempre nos daba frijolitos para ponerlas en las casillas de la lotería. Y antes de irnos cada quien a casa no podía faltar la cena, la cual consistía en frijolitos con queso fresco, tortillas hechas a mano y acompañado con café de olla , si de olla éramos unos mocosos y ya tomábamos café y del mas fuerte, y que yo recuerde nunca nos hizo daño o nos afecto en algo (jajaja eso creo tal vez de ahí me viene la loquera de jugar tanto SL) así que nos tomábamos nuestra tazota de café y terminábamos con un vaso de leche bronca (nada de leche como la de hoy en cartones) que tampoco nunca nos hizo daño, y ya a eso de las 10 de la noche cada quien se iba a su casa, a tratar de dormir pensando o recordando las historias o con una sonrisota del día tan divertido que pasamos. Ahora como ven, me dije creo que no hay mejor cosa que poner en este blog, que el recuerdo de personas que para mi fueron muy importantes, y que ahora ya no están, ya hace muchos años se fueron. Y que si alguien que no es de México ve el como recordamos a nuestros muertos entiendan o comprendan, el porque de esta celebración. Para los mexicanos nuestros seres queridos que fallecen nunca se van del todo, siempre los recordamos, y tenemos un día especial en el año en que los festejamos, vamos al panteón se les llevan flores, y se les brinda una oración, pero sobre todo el pasar el dic entero ahí donde reposan sus restos es como ver o sentir que aun están con nosotros y que podemos pasar una noche con ellos, comer con ellos junto a sus tumbas, tomar, escuchar música como muchas veces lo hicimos cuando estaban vivos. Yo solo puedo decirles a mis abuelitos que los extraño mucho, y les doy las gracias por haber hecho de mi niñez la mas bella, con juegos, cariño, cuidados y tantas cosas que me dieron, no éramos ricos nunca lo hemos sido, pero de ellos me quedo lo mas valioso el carácter, y mucho de lo que hoy soy es por lo que aprendí con ellos. Muchas Gracias y mientras yo viva ustedes vivirán los quiero.