viernes, 26 de noviembre de 2010

En Memoria a Don Alejo Garza Tamez

Esta vez me atrevo a escribir sobre algo que nada tiene que ver con el contenido de este blog, nada sobre la realidad virtual, pero si mucho sobre la cruda realidad que actualmente vive nuestro país, tengo años, o prácticamente puedo decir que toda mi vida he leído y me he enterado de noticas sobre ajustes de cuentas, sobre secuestros, asesinatos, o enfrentamientos entre grupos rivales, no se cuantos cuerpos de personas muertas a tiros he visto en mi vida, ya sea que por casualidad paso justo cuando sucedió algo o de plano a la vuelta de mi casa o en la esquina matan a alguien en su vehículo, o en la taquería, la marisquería, centro comercial, parque, cine o cualquier tipo de lugar publico; me toco nacer en el estado de Sinaloa un estado bello y gran productor agrícola, pesquero y ganadero; pero que desgraciadamente es más conocido por tener entre sus hijos a los más grandes narcotraficantes de México. Al principio de niña ese tipo de situaciones asustan, y conforme vas creciendo y vez que ese tipo de sucesos son tan comunes en donde vives te llegas a acostumbrar; además en años atrás sabias que solo se mataban entre ellos, sin que hubiera bajas civiles e inocentes, hoy el crimen organizado ha cambiado totalmente, se matan entre ellos y tienen asolado al país, ya no solo son ajustes de cuentas, ahora hay un sin numero de extorciones y amenazas donde te exigen dinero a cambio de no hacerte daño a ti o a la familia, no importa el giro de tu negocio hasta ahí llegan a pedirte dinero a cambio de protección o de no incendiar tu negocio. Ya da miedo salir a cualquier lugar, en casa hay identificador de llamadas y toda llamada entrante que dice numero privado o llamada fuera de área no es respondida porque ya nos han querido extorsionar un par de veces y lo que más molesta es que somos una familia de clase media pero muy media que no podríamos pagar ni un céntimo de lo que estas personas piden, vivimos de la pensión de mi padre y de mi salario y bueno ya se imaginaran cuanto percibimos los asalariados en este bello país.

Y entre tantas historias que he leído, visto o que me he enterado, en esta semana nos encontramos con la historia de Don Alejo Garza Tamez un empresario de 77 años, originario de Nuevo León, hombre acostumbrado desde joven al trabajo duro y pesado, hombre que casería, de rancho sincero, franco, de honor y de palabra. Un hombre que con toda una vida de trabajo había logrado hacerse de tus propiedades y logros, una persona admirada por muchos que lo conocieron. Pues a Don Alejo le toco ser parte de los tantos mexicanos que han sido extorsionados y despojados de sus pertenencias y propiedades, recibio una llamada en donde le exigían la entrega de su rancho en las afueras de Cd. Victoria en Tamaulipas y solo tenia 24 hrs para eso. No imagino cuantas cosas debió de haber pensado y aun más cual fue su sentimiento hacia esto, pero al contrario de muchas otras personas el no se dio por vencido, al contrario, decidió solo enfrentar a estos sicarios, preparo como todo un experto su estrategia y dispuso de todo su armamento de casería en su casa en el Rancho San José, en ventanas de varias de las habitaciones preparo escopetas y rifles y espero la hora en que iniciaría su ultima casería la cual seria a muerte el solo contra mas de una docena de hombres armados con cuernos de chivo y granadas armados como comúnmente decimos hasta los dientes, llegaron en varias camionetas haciendo disparos al aire y pensando que la gente de ahí saldría con miedo a rendirse, cuando fueron sorprendidos por disparos que provenían desde el interior de la casa, cayeron 4 sicarios y empezaron a repeler el ataque seguro pensaron que eran varias las personas dentro de la casa los que les hacían frente, pero no imaginaban que era uno solo quien defendía su hogar, su propiedad por la cual había trabajado tanto y no estaba dispuesto a dársela a nadie dos más fueron heridos y sus compañeros los creyeron muertos, hasta que lanzaron granadas al interior de la casa y acabaron con la vida de Don Alejo Garza Tamez, después del enfrentamiento los sicarios decidieron irse del rancho pues lo mas seguro es que llegaría el ejercito al lugar. El resultado de esa batalla fue 4 sicarios muertos y dos heridos, otros más huyeron en una lucha contra un solo hombre de 77 años, un hombre que hoy es un héroe para muchos mexicanos, y como bien he leído nos dio un rayo de esperanza de ver que aun existen personas como el que no se rinden y que están dispuestos a dar la vida por defender lo que es de ellos, a su familia y no doblar las manos ante el crimen y las injusticias que vemos a diario. Quise escribir sobre lo que paso con Don Alejo porque es una historia que me impacto, que me molesto, que me hizo llorar, pero también me lleno de orgullo y admiración por él. Cuantos hombres como el faltan en nuestro país, que se cansaron ya de las palabras y toman el defenderse por su propia mano.

Y veo con gran tristeza también el como en un medio de comunicación tan impórtate como lo es la televisión nacional no han hecho gran eco de este caso, para ellos es mejor callar, y no decir nada. Es increíble ver como algunas notas o chismes sin importante le dan espacio de días o meses, hacen todo tipo de debates y programas especiales, pero en este caso nada, de no ser por las redes sociales y los diarios online simplemente no nos hubiésemos enterado de este suceso. Pues va desde Sinaloa mi mas profundo pésame para la familia de Don Alejo, y una gran muestra de respeto y admiración, pensaba que ya no había héroes en mi querido México, pero a 200 años de inicio de la independencia y a 100 años del inicio de la revolución conocimos a un nuevo héroe que nos da esperanza de que si hay mexicanos como el, y que nuestro país aun tiene salvación, Descanse en paz Don Alejo Garza Tamez.

2 comentarios:

SETH JOATAM ADONAI dijo...

Orale impactante historia gracias maluza por compartirla =)

Jobana Sarai dijo...

Hola, gracias por el articulo.
Saludos desde BC.
Una pregunta, no encuentro respuesta del que fue de los dos sicarios heridos en el rancho.
?